¿Cuál es el precio por favor? – ¡Inbox!

0
2052

El gran tema que causa polémica al vender productos por las redes sociales: ¿El poner precios ahuyenta a los clientes?

Una de las decisiones más complejas para cualquier vendedor es de si debe publicar sus precios al ofrecer un producto por sus redes sociales. Definitivamente el precio es tal vez uno de los elementos claves más importantes en el ciclo de compra. Todo cliente quiere saber ¿cuánto me va a costar esto? – Entonces ¿por qué los vendedores no ponen los precios en sus anuncios en redes sociales?

Últimamente he observado en plataformas como Facebook o Instagram distintas quejas hacia emprendedores que publicitan sus productos y no publican sus precios de manera abierta. Muchos usuarios expresan comentarios como “si van a vender algo publiquen el precio”, “ahora seguro pregunto el precio y me dirán inbox”, “qué estrés con estos nuevos vendedores que no dan la información completa”. Todo esto me llevó a investigar y a explicar de manera concisa tres de las muchas posibles razones de por qué un vendedor NO PONE EL PRECIO de lo que vende y de por qué SÍ DEBE PONER EL PRECIO de lo que vende en sus redes sociales.

Razones (o excusas) para no publicar precios

  1. “No es mi política detallar los precios en la oferta del producto y que la competencia lo vea”

Esta razón es muy escuchada sobre todo en aquellos nuevos emprendedores, quienes aducen que no lo hacen con el fin de que la competencia no conozca sus precios. De lo contrario, será muy fácil para sus competidores conocer la estructura de sus costos y así mejorar sus ofertas.

  • “El precio ahuyenta a potenciales clientes”

Otra razón (o tal vez excusa) para no publicar precios es que el hacerlo aleja a los clientes potenciales. Se tiene la creencia de que si un cliente tiene la percepción de que un precio es elevado, esto lo desanimará de realizar la compra; y si el cliente tiene la percepción de que el precio es bajo, esto le dará la idea de que el producto es de baja calidad, lo cual nuevamente resultará en desanimarlo de realizar la compra ¡Toda una paradoja!

  • “El detallar el precio hace que pierdas la oportunidad de contacto con el cliente”

Otra excusa, o bueno, como dicen algunos vendedores: “razón” para no publicar los precios es que es probable que al hacerlo uno pierda la posibilidad de entablar una conversación con el potencial comprador, lo cual es de suma importancia para realizar la venta. Se tiene la creencia de que obligarlos a preguntar por el precio de un producto hará que se cree un espacio para la negociación con la cual se asegurará la venta.

Algunas buenas razones para SÍ publicar precios

  1. Estar por delante de la competencia

No publicar los precios de lo que vendes le da una ventaja a tu competencia al obtener el control del aspecto crucial de la decisión de compra de una persona. Para respaldar el precio que ofreces puedes utilizar testimonios reales de clientes satisfechos. Incluso, resulta una excelente idea tratar de enumerar los precios de otros proveedores junto con los tuyos, nombrándolos “Competidor 1” / “Competidor 2” y detallar lo que se proporciona en tus precios en comparación con la competencia.

  • A mayor precio, mayor calidad

Inconscientemente el ser humano asocia un alto precio con una alta calidad (aunque esto no siempre resulte verdad). Es por esta razón que el factor del precio es tan importante para construir la credibilidad y reputación de una marca. Cuando publicas tus precios y explicas las razones concretas de por qué tu cliente debe pagar más por tus productos que por los del competidor X, estás transmitiendo de manera subconsciente tu valor.

  • Ser considerado como una opción al comprar

Todos los compradores estamos capacitados y entrenados a siempre buscar el mejor precio de lo que vamos a adquirir, lo cual es un factor muy importante en el proceso de decisión de compra de los individuos. Si un potencial cliente no ve el precio de lo que busca es probable que continúe buscando otros proveedores, sólo un pequeño porcentaje se toma el tiempo de escribir para pedir la información que necesita. De esta manera, el publicar el precio de lo que vendes te permite ser considerado como una opción de compra.

Conclusión

Sabemos que hoy en día las redes sociales proporcionan una gran plataforma de venta que nos permiten a todos buscar, comparar y encontrar las mejores ofertas posibles, sea lo que sea que estemos buscando.

Aunque como vendedores siempre estaremos abiertos a poner distintas excusas para no publicar nuestros precios, ojalá que después de leer este artículo reflexionemos, lo meditemos y cambiemos el paradigma de que poner precios ahuyenta a los clientes.

Entendamos que publicar el precio de lo que vendemos es simplemente hacer una declaración sobre el valor de nuestros productos. Además, le ahorraremos esfuerzo y tiempo a los clientes de pedir información básica, lo cual también generará confianza hacia nuestra marca ¡Y ESO… ESO SÍ QUE NO TIENE PRECIO!

PUBLICIDAD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here