Nuevo Link ¡Alguien que Venda!, ¡Alguien que Recomiende!”

0
1341

Procesos y experiencias negativas generan nuevas exigencias por parte de los consumidores, lo que buscan es tener menor dolor. 

Comprar por internet se ha vuelto una opción ideal para los consumidores y hasta para comerciantes minoritas, por el simple hecho de buscar algo que necesitan y hasta lo que no tenías pensado; ello motivado por una imagen, la explicación en inbox o talvez, el enganche que te permita tomar una decisión (una buena oferta), a este estilo de comercio seguimos estando expuestos los consumidores, pero ahora, el poder de comprar en medios digitales, se ha vuelto mucho más exigente, como es, pedir lo que se necesita o se desea comprobar, exclamando ¡Alguien que venda!, ¡Alguien que recomiende!, petición que se está volviendo algo cotidiano por los consumidores que consideran que habrán muchos ofertantes que puedan enviar sus propuestas.

Si bien, el adquirir productos y servicios en una tienda de Facebook, Instagram, ya cuenta con ventajas tangibles, como: evitar los traslados, hacer colas (ahorro de tiempo), evaluar las condiciones de pago, contar con las características del producto y más aún, prevenir el contagio en esta etapa del distanciamiento social, el pedir ¡Alguien que venda!, ¡Alguien que recomiende!, lo hace más atractivo, porque el consumidor evitará realizar una búsqueda de anunciantes, todos llegarán con esta exclamación.

Pasar por experiencias muy dolorosas como el hecho de perder dinero, es algo que causa numerosos emociones negativas

Actualmente el consumidor electrónico, espera más que precios y ofertas, las verdaderas promociones que hagan que la compra electrónica sea más atractiva, por lo que ahora vio la oportunidad de solicitar lo que necesita, en vez de navegar hasta encontrar lo que necesita, y no pasar por experiencias muy dolorosas como el hecho de perder dinero, que es algo que causa numerosas emociones negativas.

Ante esta nueva tendencia, que el consumidor pida lo que necesita, surge la interrogante para los anunciantes, ¿han revisado o evaluado su estrategia para atender este nuevo comportamiento del consumidor?, como muchos, acudirán al llamado por ser una oportunidad de venta, pero no sabrán si son los elegidos; si bien, las redes sociales promueven el acceso y beneficios por la compra online, surge otra interrogante, ¿están logrado transmitir ventajas diferenciales para atender este nuevo comportamiento?.

Este tipo comportamiento, independiente de la oportunidad que se ha generado, es debido al gran número de tiendas o anuncios que ofrecen similares productos o servicios, que no es malo, lo malo es que no resaltemos lo que nos diferencia, lo que nos convierta en la primera opción; una manera, es mostrar la experiencia de nuestros clientes.   

Consultando con algunos expertos en comercio electrónico, arribaron a la misma opinión sobre este comportamiento, que el consumidor está buscando tomar el poder de las compras, al no dejarse influenciar tan fácilmente, pero es necesario considerar los riesgos, que a muchos les ha pasado, como no obtener respuesta si realmente el consumidor adquirió lo que estaba solicitando, o tal vez utilizo la información para otros fines.   

Como fuese la finalidad, no nos debe alejar de la oportunidad, si el consumidor está solicitando información, debemos asumir los riesgos, facilitándola, asegurando que seremos los elegidos, mostrando el principal atributo del producto o servicio y si agregas algunas recomendaciones o experiencias, tendrás la mejor opción y estarás generando confianza y si crees que tu información servirá para que tu competencia la vea, esto te hará más competitivo.

La mejor manera de conectar con los consumidores, no necesariamente es vender, es facilitar lo que necesitan

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here